AC HOTELES SIGUE OFERTANDO PRECIOS SIN IVA EN SU WEB

A estas alturas del milenio no se entiende que una cadena hotelera tan famosa como AC siga ofertando precios sin IVA en su web. El precio total de la reserva no se sabe hasta el final, cuando se añaden los impuestos. Por cierto que el desayuno y el wifi siguen facturandose a precios disparatados. Siguen regalando el contenido del minibar pero no acaban de convencer a miles de posibles clientes que prefieren otras opciones. Por mi parte procuraré no elegir AC a no ser que sea inevitable, que no lo será.
[Seguir leyendo]

NO VOY A UN HOTEL PARA ENCONTRARME COMO EN MI PROPIA CASA SINO MUCHO MEJOR.

Me temo que son demasiados los hoteleros que meten la pata hasta atrás cuando recurren a los tópicos de siempre para publicitar su hotel. Uno de los más usados es ese de "para sentirme como en su propia casa".

Sin que sirva de precedente voy a plagiarme a mi mismo y citaré un párrafo extraido de mi blog profesional para hosteleros.

"Ahí es nada. Pretenden que vaya a un hotel en el cual me sentiré como en mi casa. Pues no señor. Cuando voy a un hotel lo hago porque no quiero estar en mi casa. En mi casa no tengo aire acondicionado y en el hotel seguro que lo hay. En mi casa me tengo que hacer yo la cama y en el hotel me la hacen cada mañana. En mi casa cambio las sábanas cada 7 días y en el hotel a diario. En mi casa uso las mismas toallas una semana y en el hotel me ponen unas nuevas cada día. En mi casa me hago yo la comida y en el hotel me dan un buffet libre que te mueres. En mi casa no hay piscina y en el hotel sí. En mi casa tengo que barrer y fregar y en el hotel me lo hacen. Por lo tanto, no quiero que me recuerden para nada a mi casa, como si fueran a estar mis vecinos de la vida cotidiana pululando por los pasillos para dar ambiente hogareño. No hay peor idea que animar a la gente a ir a un hotel diciéndole que estará como en casa. Eso sí, en mi casa el internet me cuesta un euro al día y hay hoteles que pretenden cobrar cinco por hora o doce por día; en mi casa puedo desayunar sólo un café y en algunos hoteles pretenden que pague un buffet de quince euros cuando sólo quiero café, croissant y zumo. En mi casa aparco gratis y en algunos sitios quieren que les abone 25 euros por el garaje. Una casa es una casa y un hotel es otro sitio al que vamos a buscar felicidad. Punto y aparte. Espero que si el lector usa la susodicha expresión en su propaganda se anime a eliminarla definitivamente. Reconozca que muchas veces se ha recurrido a ella porque a nadie se le ha ocurrido nada mejor".
[Seguir leyendo]
Powered By Blogger · Designed By Blogger Templates